Tai Chi

El Tai Chi es una de las artes más tradicionales de China. Su práctica durante varios siglos ha demostrado que el Tai Chi tiene gran importancia en la prevención y curación de enfermedades.

Esta disciplina constituye un tratamiento muy eficaz para curar la presión alta, las afecciones cardiacas, mejoran el proceso fisiológico y fisico-químico del cuerpo a través de la relajación, la tranquilidad de la mente y la respiración. Para algunos es el momento de descubrir dónde está su mano izquierda y la derecha, cuán rígido está el cuerpo, cuánta paciencia se tiene con el ejercicio y su comprensión física. Se aprende a respirar de manera completa, se ejercita la memoria, la concentración, se aprende a valorar el silencio, a estar atentos a nuestro cuerpo, a sus reacciones. Se desarrolla el sentido del equilibrio. Se aprende a estar más cómodamente de pie, nos procura mayor flexibilidad mental, a ser más creativo. Proporciona mayor oxígeno al cuerpo, refuerza las articulaciones, ejercita músculos olvidados, mueve el cuerpo sin fatiga, refuerza los huesos, previene y sirve de terapia ante el dolor de espalda, ejercita la vista y entrena la visión periférica. Facilita el descanso nocturno, el buen humor, recomendado para cualquier edad y todos los niveles de conocimiento.

En nuestra escuela entrenamos Tai Chi Yang y Tai Chi Chen Tradicional.
Se requiere ropa cómoda y zapatos cómodos, flexibles y limpios. Es una disciplina que no requiere conocimiento previo ni tiene límite de edad ni condición física, es una disciplina 100% terapéutica.